La inflexión del retrato: fotografías del colectivo MR

Si no existe el más allá la injusticia del pobre se prolonga eternamente, podría ser la frase que convierte el juicio que añora o decreta, en una ambivalencia irónica, surrealista; donde el más allá se percibe como promesa de futuro, redentora, en antagonismo a la realidad de un retrato dividido, fracturadamente atemporal, como representación y reflejo de lo extraño y lo disonante.

En el año 2007, el Colectivo MR integrado por Marina García Burgos (Perú) y Ricardo Ramón Jame (España), nos introduce a través de la serie, en las condiciones de desigualdad y racismo de las ciudades actuales, contratando para tal efecto a una familia de tres generaciones, oriundos y habitantes de la zona de Huancayo (Perú). La idea, ser retratados en espacios exclusivos frecuentados por familias acomodadas peruanas, símbolos de un poder económico y cultural.

Si no existe el más allá la injusticia del pobre se prolonga eternamente, Palco Teatro Miraflores, Lima, Perú, 2007. Impresión lamba 126x 126 cms. 1/5. Cortesía Colectivo MR

 

Los retratos, retornan la mirada- su juego- como un discurso de proyección y espejo, que confronta o transgrede la propia mirada narcisista (la nuestra colonizada y colonizadora), de aquello que se vuelve ambivalente -su extrañamiento- sobre lo que percibimos en las fotografías; “lo que no es exactamente blanco. Sujeto de una diferencia, que es casi lo mismo pero no exactamente y que se sitúa en estos espacios, en el lugar del blanco” (Homi Bhabha).

 

 

 

 

 

Es así que las fotografías se sumergen en un trayecto extraviado, de quiebre, de exterritorialidad dual, compartido entre la experiencia de los retratados implantados en un territorio ajeno y la mirada que cuestiona y se extraña; visualizado en la figura de la cultura prehispánica, con sus ropajes ricamente bordados, sagrados, incompatibles a las zonas de confort y entretenimiento; donde se luce lo oneroso, lo frívolo y lo moderno.

Los espacios representativos del poder en la serie, podrían ser localizados no solo en ciudad de Lima, sino que a la vez, en la complejidad de otras ciudades donde se manifiestan problemáticas de extrema desigualdad como en Santiago de Chile, La Paz, Sao Paulo o Managua, entre tantas otras ciudades. Que simbolizan una escisión cultural basada en la otredad, el estereotipo, el autoritarismo, lo errático; sustentado ciertamente, por una hegemonía cultural y económica propia de las “condiciones existentes de sujetos coloniales separados entre el yo y los otros” (Homi Bhabha).

En la serie, Si no existe el más allá la injusticia del pobre se prolonga eternamente, los espacios fotografiados se vuelven transhistóricos, cruzan la historia, la memoria particular que los habita. Construyen un reflejo parpadeante e incesante sobre una diáspora cultural, el de la exclusión; sistemática e invariable. Indican del mismo modo, un tejido articulado desde los intersticios del poder(Foucault ), aquí culturales, económicos, históricos; estableciendo conceptos opuestos como relegados e incluidos, centro /periferia, clase alta y baja, belleza in/conceptos y estereotipos out.

Si no existe el más allá la injusticia del pobre se prolonga eternamente, Centro Cultural, San Isidro, Lima, Perú, 2007.Impresión lamba 126x 126 cms. 1/5. Cortesía Colectivo MR

Si no existe el más allá la injusticia del pobre se prolonga eternamente, CC San Isidro, Lima 2007

El retrato, símbolo indiscutible en la conformación de identidades en el S XIX y XX, aparece en toda su magnitud en la serie, donde los rostros adustos posan en decorados reales, fantasiosos, ajenos a ellos y seguramente del mismo modo, tampoco deseados.

La serie de fotografías, atemporales (siempre actuales), portan el legado de Martin Chambi con su visión indigenista, su cuidadosa técnica, la luz que las impregna, sus decorados de estudio; sin embargo la serie tensiona la idea de representación e idealización del retrato clásico como dispositivo de identificación; genera un punto inflexivo entre el decorado de estudio real (los distintos ambientes), los nombres extranjeros de los retratados, el fuera de lugar, que interpelan en las imágenes, el concepto de representación forzada e impuesta.

Henry, 2007. Impresión lamba 126x 126 cms. 1/5. Cortesía Colectivo MR

Henry, 2007. Impresión lamba 126x 126 cms. 1/5. Cortesía Colectivo MR

 

 

En el retrato, el mismo sentido inflexivo se da a través de la mirada, aquella colonial que ha invisibilizado por siglos la presencia de la diferencia; aparece en el gesto de los ojos cerrados (no me ves, pues tampoco te veo), acaso como respuesta, o tal vez simplemente, como acompañamiento de un rictus sereno, que imagina y habita otros espacios. Muy distintos.

 

 

 

 

 

1. Homi Bhabha, El lugar de la cultura, Ed Manantial, Bs As. 2002. P. 112
Portada:Si no existe el más allá la injusticia del pobre se prolonga eternamente, Palco Teatro Miraflores, Lima, Perú, 2007. Impresión lamba 126x 126 cms. 1/5. Cortesía del artista.

Colectivo MR: Equipo formado por la fotógrafa peruana Marina García Burgos y el historiador de arte, el español Ricardo Ramón Jarne. Marina García reside en Lima, Perú; Ricardo Ramón reside en Montevideo, Uruguay. El trabajo del colectivo se centra en la temática social, investigando sobre todo la problemática del racismo y la violencia. . http://colectivomr.com/