La historia no seremos nosotras

Con Catalina González, Verónica Troncoso y Senoritaugarte

 

La exposición La Historia no seremos nosotras,  reúne el trabajo de las artistas Catalina González, Verónica Troncoso y Senoritaugarte, quienes abordan el tema de la memoria y el testimonio femenino en la historia-política chilena. Centradas en  sucesos acontecidos posteriores al año 73, los relatos gestionados en su producción, incursionan en el conflicto del significado de la memoria y las relaciones de presencia/ausencia que se generan como testimonio de mujeres  políticas; contextos que dan cuenta de un tiempo complejo, continuo y siempre vigente. Es decir, en el cual las relaciones experimentadas y críticas  del pasado, no dejan de articular una nueva forma de violencia en el presente.

Senoritaugarte, Exceder el trazo que conserva tu memoria, 2015

Senoritaugarte, Exceder el trazo que conserva tu memoria, 2015

Exceder el trazo que conserva tu memoria, 2015 (frame video)

Exceder el trazo que conserva tu memoria, 2015 (frame video)

Los trabajos propuestos para Panam no están fundados en esencialismos femeninos, aun cuando hacen legibles escrituras, testimonios orales e intervenciones de mujeres —en un acto legítimo de memoria —sino que parten desde el discurso que ve en el testimonio femenino político un espacio para incomodar  o plantear una memoria pública fragmentada e invisible. Constituidos como oralidades y ejercicios de mediación, se oponen al “gran relato” que piensa la memoria femenina en tanto valor desigual: desde el agregado o el discurso complementario.

Sin duda, la memoria y el testimonio de mujeres son espacios complejos de abordar, pues se esencializa la facultad mnemotécnica de las palabras y la oralidad tan presente en las tradiciones femeninas, más asociadas a la facultad de protección y resguardo que a características de acción y política.  La casa de la memoria vendría a ser este lugar en el cual las mujeres cumplen un rol de preservación, y en este sentido,  las obras exponen desde el  movimiento y  la acción su relación puntual con un fragmento de la historia y con el presente. Catalina González, Senoritaugarte y Verónica Troncoso proponen un  testimonio activo de las entrevistadas; donde el propio rol y cuerpo de las artistas es un gesto político.   En las tres obras se expone una mirada autónoma, necesaria para preservar y hacer visible la experiencia, pero al mismo tiempo generar una asociación  con los mismos márgenes políticos que  excluyen.

Catalina González, Continuum, trazados en Alto Hospicio, video, 2016-2017

Catalina González, Continuum, trazados en Alto Hospicio, video, 2016-2017

Catalina González, Continuum, trazados en Alto Hospicio, video, 2016-2017

Catalina González, Continuum, trazados en Alto Hospicio, video, 2016-2017

La curaduría recoge tres obras de artistas que han venido trabajando desde el performance (Senoritaugarte), desde la intervención e investigación del territorio (Catalina González) y desde las prácticas que experimentan con la escritura y sus contextos políticos (Verónica Troncoso). Están planteados como ejercicios colectivos, donde los cruces entre el testimonio oral, la intervención y la palabra,  se experimentan en la dimensión de una memoria profundamente ligada a su relación con la verdad, con el acto de desvelar; o con el desciframiento de lo invisible 1, en el sentido de un cuerpo presente —el de las artistas y las mujeres entrevistadas— que se reivindicada en el trazo, la marca y la voz.

El performance Exceder el trazo que conserva tu memoria de Senoritaugarte, es una intervención realizada en el año 2015 en el Monumento a las mujeres detenidas desaparecidas,  levantado en el 2006 en plena Avenida Alameda con los Héroes. Esta acción fue un proyecto  realizado en colaboración junto a  las teóricas Ximena Goecke, Paulina Barrenechea y Daniela Contador,  para dar cuenta de la despersonalización tanto del diseño como del cuidado del monumento.

La proyección del video  Continuum, trazados en Alto Hospicio de Catalina González,  conjuga la experiencia de la  intervención del territorio local junto al testimonio de Maria Huinao, pobladora que junto a su familia, fuera violentamente desalojada en el año 87 de su comunidad en la ciudad de Iquique.

En la obra Escrituras de Verónica Troncoso, los textos extraídos de un instructivo militante se  tensionan al relato oral de mujeres ex presas políticas. Aquí, lo táctil, lo auditivo, lo óptico, se enlazan en un relato político, íntimo y público.

Verónica Troncoso, Escrituras. Instalación con audio e instructivos, 2015

Verónica Troncoso, Escrituras. Instalación con audio e instructivos, 2015

Verónica Troncoso, Escrituras, instalación con audio e instructivos, 2015

Verónica Troncoso, Escrituras, instalación con audio e instructivos, 2015

Senoritaugarte (Alejandra Ugarte), Exceder el trazo  que conserva tu memoria.Trabajo en colaboración con Ximena Goecke, Paulina Barrenechea y Daniela Contador. Performance en el Monumento a las mujeres víctimas de la dictadura.  Video performance, archivo de prensa, texto, año 2015.

Verónica Troncoso, Escrituras. Trabajo que articula un diálogo entre instructivos políticos y el audio de mujeres ex presas políticas. Testimonios de Elisa Serey, Alicia Olea y Rosa Zuñiga. Audio e instalación, año 2015.

Catalina González, Continumm, trazados en Alto Hospicio. Testimonio de María Huinao. Obra en proceso sobre el desalojo del año 87 y la historia de las tomas que generaron  la comuna de Alto Hospicio. Video, archivos, 2016-2017.

Curaduría: Mane Adaro

Galería Panam Presenta
Hasta el 29 de septiembre
Abierto: Viernes 15 de 17 a 20.30 hrs.
Calle Riquelme 586 Entre Sto Domingo y Catedral, Metro Santa Ana
Santiago, Chile

nota