Gay Warriors de Tatjana Plitt

“Estas personas están en el frente de batalla por un matrimonio igualitario”
Tatjana Plitt

Zachari, Marvin, Gay Warriors, 2016

Zachari, Marvin, Gay Warriors, 2013

Un RETRATO es una asociación y una actuación. Se crea entre el artista y el modelo para ser nuevamente recreado por cada espectador. Un fotógrafo escondido que en el aire  puede capturar imágenes de personas desprevenidas, no hace de esto un verdaderamente un retrato. Porque un retrato se trata de la cara que un modelo decide presentar y la forma en que el artista, y más tarde el espectador, la interpreta.

Grandes áreas del cerebro humano están dedicadas a la lectura y el análisis de la fisonomía. En términos evolutivos, aún depende  de un análisis preciso del carácter y la intención de un individuo. Como escribió Oscar Wilde: “Sólo las personas poco profundas no juzgan por las apariencias”.

Los retratos Gay Warriors (Guerreros) de Tatjana Plitt, son retratos en el sentido más verdadero. Tienen una formalidad e intención deliberada que transmite profundidad mientras insinúa los complejos lazos que envuelven a estas parejas y familias. A primera vista, estos retratos pueden parecer muy diferentes a sus series anteriores, Blaze, que presentaba a parejas en poses exageradas adoptadas por heroínas y héroes cuyo ardor ingeniosamente elaborado flotaba en las portadas de las novelas de Mills and Boon 1En esas imágenes, la imperfección de las parejas -lo que las marca como personas fuera de lo real- se pone en contradicción con las febriles fantasías de pulp -fiction. Lejos de desvalorizar a los observadores, las imágenes son conmovedoras y tienen gran poesía y poder. Lo que Blaze y Gay Warriors comparten es una profunda creencia en el valor de las reales relaciones humanas por sobre la caricaturización.

Karen, Alli, Gay Warriors, 2016

Karen, Alli, Gay Warriors, 2013

Victoria, Monica, Lilian & Thelma, Gay Warriors, 2016

Victoria, Monica, Lilian & Thelma, Gay Warriors, 2013

Las parejas y las familias de Gay Warriors posan al estilo del retrato matrimonial flamenco del siglo XVII; un género que a menudo representaba a sus personajes en el dormitorio. En esa época, el dormitorio era el corazón de la casa. Era un lugar no sólo de descanso y procreación, sino nacimiento, enfermedad, convalecencia y finalmente muerte. La cama era la pieza más cara de los muebles de la casa; un barco que navegaba en los mares de la vida y un océano doméstico. Y, siendo holandés, el simbolismo del estatus temporal y la aspiración espiritual acechaba entre los atavíos y el ornamento discretamente dispuesto en cada escena.

Por supuesto, el título de la serie y la evidencia de la imagen es que estas parejas comparten el mismo género y que uno o ambos sirven en las fuerzas armadas.

Eso puede ser que lo primero que llama la atención. Es ciertamente el hilo que teje la conexión, y que construye una declaración poderosa sobre el valor humano y el compromiso personal que destruye la noción absurda  que juzga a los individuos por su orientación sexual.

Sin embargo, encuentro que mientras más me involucro con los retratados de bajo perfil, más cuestiono los géneros e incluso el servicio militar, los que en el fondo comienzan por  desvanecerse. Por último, lo que era más importante en mi mente -en esa evaluación apenas consciente de la pose, el gesto enlazado en el contexto de aparecer como sujetos- es la primacía de las relaciones interpersonales en el sentido y función en que las comunidades están basadas.

Tales relaciones, en toda su rica variedad, son la base sobre la que descansa la turbulenta complejidad de la vida civil: una fundación sostenida en el emocional anclaje del ser. El amor.

Jeff, Chris, Gay Warriors, 2016

Jeff, Chris, Gay Warriors, 2013

Zashary, Marshal, Ema, Taylor, Gay Warriors, 2016

Zashary, Marshal, Ema, Taylor, Gay Warriors, 2013

Zashary, Marshal, Ema, Taylor, Gay Warriors, 2016

Zashary, Marshal, Ema, Taylor, Gay Warriors, 2013

 Tatjana Plitt es una artista y fotógrafa australiana con casi diez años de experiencia. Su trabajo ha sido expuesto en Australia, EE.UU., y en los Países Bajos. En el año 2013 ganó el tercer premio del Pride Photo Award con su serie de fotografías Gay Warriors; una serie de retratos de parejas del mismo sexo en el ejército estadounidense.

Traducción por Sylvia Sheil

nota

  1.  Mills y Boon es una editora británica de novelas románticas. Fue fundada en 1908, y fue independiente hasta su adquisición en 1971 por Harlequin Enterprises