Punto Ciego, de Bárbara Oettinger

1. Invitación
2. Confesión
3. Escritura
4. Destrucción
5. Re significación

Los invitados y su lápiz llegan a una catarsis, preparan una carta para un lector ausente liberando todo tipo de recuerdos. La obra Punto Ciego de Bárbara Oettinger, se convierte en una confesión ritual, una obra en la cual los invitados toman sus propias decisiones estéticas: eligen el color de fondo y la forma en que sus testimonios silenciosos serán destruidos. El resultado es un proceso que intercala autoría entre invitado y fotógrafa, y un conjunto de imágenes del residuo, de votos, deseos, secretos; lo inconfesable y lo íntimo, que convierten a Punto Ciego en un confesionario público, ritualmente performatico. La obra finalmente liberada, resignificada, se abre para ser expuesta a la mirada de los otros.

Bárbara Oettinger, Punto Ciego (Carlos Puguillen)

Bárbara Oettinger, Punto Ciego (Carlos Puguillen)

Link: http://www.barbaraoettinger.com/